Vidrios

En acristalamientos usted, encontrará un mundo de posibilidades que le permitirá “moldear” su ventana,  como si de una pieza única se tratara.
El cristal en los últimos años se ha convertido en un gran modelo con amplísimas  posibilidades que le permitiran definir su nivel de confort y/o seguridad, su nivel de luminosidad y aislamiento.
Todos sabemos que no todas las viviendas, necesitan las mismas cosas y por eso nuestra personalización total, viene acompañada de diseños específicos en acristalamientos, para cada vivienda, para cada cerramiento, para cada estancia y ambiente. A continuación y a grandes rasgos encontrará información referente a las principales características que ofrecemos en acristalamiento, sin ser una guía definitiva y completa de todas nuestras posibilidades, esperamos que le sea de ayuda.

Cristales Monolíticos

Se tratan de cristales  mono-pieza, de una sola lamina material, los espesores más comunes entán comprendidos entre los 4 y los 12 mm de espesor de cristales normales, y paralelamente a estos estarían los cristales tensionados, que son cristales normales que se han llevado a muy altas temperaturas y se han enfriado  muy rápidamente, consiguiendose cristales tremendamente fuertes a impactos. Técnicamente se estima que son 2,5 veces más resistentes que los cristales normales.

Butiral de polivinilo, conocido como Butiral (PVB) es un polímero que se usa para pegar láminas de vidrio entre sí.

Posee una gran adherencia, que se obtiene mediante tratamiento térmico y presión.

Los hay con distintas coloraciones, pero una de sus características mas apreciadas es que posee casi la misma transparencia que el vidrio normal.

Los cristales monolíticos le permiten tratamientos reflejantes, espejos, coloraciones, filtros solares, acabados al ácido y bajos emisivos entre otros, definiendo cada estancia de su hogar, de acuerdo a sus necesidades.

Cristales Laminados

Los cristales laminados están formados por dos o más capas superpuestas unidas por un adhesívo químico plastificante (Butiral), que aporta importantes cualidades a estos conjuntos. La resistencia que aportan estos conjuntos son mucho más altas que la de los cristales convencionales o tensionados. Para que usted se haga una idea, los cristales antibala, se obtienen laminando varias capas de vidrio convencional, hasta obtener gruesos aproximadamente de 20mm.

Tal y como ocurría con los cristales monolíticos, permiten tratamientos reflejantes, espejos, coloraciones, filtros solares, acabados al ácido y bajos emisivos entre otros, definiendo cada estancia de su hogar, de acuerdo a sus necesidades. El butiral, además permite establecer combinaciones especiales permitiendo establecer barreras de aislamiento térmico hacia un lado u otro del cristal, en el caso de la instalación de cristales bajo-emisivos.

Cristales con Cámara

Son los que están formados por dos piezas de vidrio, monolíticos o laminados, separados por una cámara.

Esta configuración, mejora notablemente el comportamiento acústico y térmico de la unidad. Según el tipo y acabado de vidrios empleados, se optimizarán mas o menos determinados aspectos, así un laminado doble con butiral acústico y bajo emisivo en el interior, nos permitirá obtener un magnifico aislamiento acústico, un estupendo comportamiento frente al calor dándole al mismo tiempo características de seguridad.

Para un perfil que permita un acristalamiento de 24mm, una configuración válida podría ser 4+4 – 8 – 4 que consistiría en un laminado doble de 4mm, más una cámara de 8mm y por último un vidrio de 4mm.

Normalmente a la cámara no se le hace el vacio, pero al fabricar este producto, se deshidrata el aire, se limpian sus superficies y se sella todo el conjunto herméticamente para evitar condensaciones y suciedad.

Si rellenamos la cámara con gases especiales, obtenemos un mejor comportamiento acústico.

Esta cámara nos permite realizar configuraciones decorativas a demanda.

En determinadas condiciones incluso se realizan configuraciones con dos cámaras, para optimizar aún más determinados comportamientos.

Cristales Intercalarios

En un vidrio con cámara, la separación entre ambas piezas que conforman la cámara, se lleva a cabo por un perfil metálico, un compuesto desecante y algún tipo de silicona que adhiere, sella y mantiene el conjunto.

El componente metálico que se ve entre los cristales es el intercalario.

Normalmente de color plata, salvo composiciones especiales.

La mayoría de nuestros acristalamientos, se realizan con intercalario en negro, lo que mejora enormemente la estética del conjunto.

Palillería en Acristalamientos

Palillería o barrotillo, define el montaje de unos perfiles o junquillos, normalmente de aluminio, que se montan en el interior de la cámara de los vidrios dobles.

Se usa con una finalidad meramente estética.

La ventaja de montarlos en el interior de la cámara, es que no necesitan ser limpiados nunca y dejan totalmente libre las superficies exteriores del vidrio.

El posible puente térmico que puedan aportar a la unidad, carece de importancia.

Otros tipos se montan en superficie a modo de vidrieras decoradas.

La apariencia final del conjunto es la de una gran vidriera formada por vidrios más pequeños.

Butiral en Acristalamientos

Aplicado para vidrios de seguridad y aislantes, conseguimos:

  • Impedir la caída de vidrio al exterior cuando se rompe. Los trozos se adhieren al butiral permaneciendo en su marco.
  • Incrementar el aislamiento acústico.
  • Permite preparar vidrios de distintos colores.
  • Si es translúcido, deja pasar la luz pero no la visión.
  • Filtra casi la totalidad de la radiación ultravioleta.
  • Evita las condensaciones.
  • Importantísimo ahorro energético en calefacción y aire acondicionado
  • Reduce las emisiones contaminantes de CO2.
  • Posee características antiagresión, antirrobo, incluso antibala…

Calzos en Acristalamientos

Son piezas de PVC o Poliestireno antichoque, colocadas entre el vidrio y los bastidores.

Su misión es:

  • Evitar el contacto entre marco y vidrio.
  • Mantener en la posición correcta de los vidrios.
  • Transmitir al bastidor en los puntos correctos el peso del vidrio.
  • Evitar el movimiento del vidrio con la apertura o cierre de la ventena.
  • Mantener las solicitudes a fuerzas provocadas por el viento.

Según donde vayan colocados serán de apoyo, laterales o perimetrales.

Se presentan en distintos grosores.

Su correcta aplicación, impide roturas misteriosas en los vidrios mal montados.