Juntas y Sellados

Cuando hablamos de juntas, o tipos de juntas y sellados, no vamos a definir o dar composiciones químicas de los distintos productos que hay en el mercado para esta función.
Seremos escuetos, aun a riesgo de dar una imagen simple, o poco profunda del producto. Queremos, eso sí, explicar como afrontamos en nuestra empresa estos componentes, que aún cumpliendo una misión fundamental en todo cierre, nunca se le presta la debida atención, a veces por desconocimiento.

Explicaremos que propiedades nos interesan de cada producto y como las usamos en nuestros montajes. Habiendo multitud de tipos de juntas y sellados en el mercado nos ceñiremos a las que tienen un uso mas relevante en nuestro caso. Los productos, usados para estas funciones, son de Primeras Marcas y Calidad.

POLIURETANOS

Usamos este compuesto en su presentación de ESPUMA. La caracteristica expansiva, y su capacidad de generar alveolos de aire, burbujas de aire en su expansión, le da su cualidad de componente para rellenar, adherir o unir y AISLAR la cámara o espacios que con él rellenamos, La capacidad expansiva de una espuma de poliuretano de calidad, debe estar controlada para que no sea ni muy rápida ni muy lenta y su expansión sea uniforme en la cámara donde se inyecta, de esta forma se evitan deformaciones en los cierres donde se a aplicado mal el producto.

Su utilización en cerramientos, no es habitual por la complicación añadida que representa su uso, además de ser un componente que NO se ve y es caro. En nuestras instalaciones, toda camará o espacio entre el cierre y la manpostería queda rellena de espuma, que además contribuye a la fijación con el soporte.

SILICONA NEUTRA

Esta silicona, se caracteriza por no llevar en su composición NADA de disolventes, aunque las de peor calidad incluyen algo en su composición, su comportamiento en exteriores es excelente con una gran resistencia a los rayos UV (ultravioletas), presenta una mayor elasticidad que la silicona ácida o acética por lo que se comporta mejor ante movimientos estructurales o reasentamiento del cierre. Al NO llevar disolventes, NO ataca a los lacados, pinturas u otros acabados de los materiales en contacto, y al no existir un componente que evapore, su merma o contracción es menor después de aplicada. Su comportamiento con el pintado posterior, es mejor que la acética y más aún si la ausencia de disolventes es total.

Huele poco, por lo que su uso en espacios cerrados o poco ventilados, así como en rehabilitación, no causa ningún problema. Coloquialmente diremos que es de mejor calidad y más cara, que la silicona ácida o acética. Es nuestra silicona habitual.

SILICONA ACRÍLICA

Es tipo de juntas, con una base acuosa, es practicamente inodora, contrae NADA o muy poco después de aplicada. Con una eslasticidad muy pequeña, es el componente idóneo para el sellado de juntas en interiores. Su rigidez y perfecta adherencia en múltiple superficies, permiten que sea pintable o lijable sin problemas.

SILICONA ACÉTICA

La silicona acética, también llamada ácida, tiene un buen comportamiento en exteriores resistiendo a los rayos UV (ultravioleta). Se caracteriza por tener un alto contenido en disolventes, lo que notamos con su olor intenso y penetrante. La elasticidad es ligeramente menor que la de la silicona neutra y depende en condiciones y sobre que superficie se aplique, puede dañar los acabados lacados u otros. Su contracción o merma es algo mayor que en la neutra y al aplicarla habrá que tener en cuenta este aspecto. Es dificilmente pintable, precisamente por los residuos grasos o disolventes que presenta despues de aplicada, aunque seca más rápidamente.

Su uso en recintos cerrados o poco ventilados requieren el usu de mascarillas o protecciones adecuadas. Coloquialmente, podemos decir que es la silicona de batalla por su precio barato.